¿Cómo se reconoce el gres de Terraklinker?

Adentrándonos en el universo del gres natural de Terraklinker, nos sumergimos en una experiencia única donde la estética se fusiona con la funcionalidad. Desde su fabricación en los hornos intermitentes hasta la destonificación genuina lograda en la cocción, cada detalle del proceso refleja la dedicación a la excelencia de este material.

Proceso de fabricación del gres TK

En el proceso de cocción de su material, Terraklinker ha optado por utilizar hornos intermitentes en lugar de hornos túnel, marcando así un distintivo que realmente marca la diferencia. Este tipo de horno proporciona la capacidad de modular las atmósferas dentro del horno, y permitiendo un control preciso de las altas temperaturas y logrando efectos notables en las arcillas.

Características técnicas del gres TK

El gres natural de Terraklinker destaca notablemente en cuanto a resistencia y durabilidad. En términos de heladicidad, supera ampliamente las normas requeridas, mostrando una resistencia excepcional frente a condiciones extremas. Además, es importante destacar su constante resistencia al deslizamiento (Clase 3) a lo largo del tiempo. Estas cualidades se respaldan con décadas de experiencia en el mercado, consolidando la reputación de Terraklinker-Gres de Breda como una opción fiable y perdurable en el ámbito del revestimiento de suelos exteriores.

Colocación del gres TK

En lo que respecta a la colocación, la presencia de una cola de milano más pronunciada desempeña un papel importante al reforzar  la robustez una vez que el material está instalado. Esta característica asegura una colocación óptima al facilitar una distribución eficaz de la base cementosa, promoviendo, de esta manera, una adherencia excepcional de la baldosa y sobre su base.

Gama de productos del gres TK

Terraklinker sobresale no solo por su funcionalidad excepcional, sino también por la diversidad de opciones que ofrece. Presenta un abanico muy amplio de piezas especiales, que abarcan desde modelos de escaleras en diversos formatos hasta detalles específicos como cantos romos o escocias con sus esquinas. La extensa gama de piezas especiales incluye múltiples formatos de cubremuros o pasamanos y piezas diseñadas especialmente para contornos de piscinas, como bordes de piscina, canales de desagüe y rejillas.

La estética TK

En términos de estética, el gres natural de Terraklinker es inconfundible, destacándose por sus colores vibrantes que evocan los tonos cálidos del Mediterráneo. La destonificación auténtica y natural de cada colección, lograda en la cocción mediante la interacción entre el fuego y las arcillas, agrega una dimensión única a las superficies pavimentadas.

Todas las colecciones, al ser naturales y sin esmaltar, poseen una personalidad distintiva. Algunas exhiben tonos cálidos que evocan la terracota, recordando incluso los matices del cuero. Otras, como la colección Lava con sus tonalidades de vino tinto y Basalto que sugiere los colores de la pizarra, nos transportan lejos de las tonalidades del Mediterráneo para acercarnos a los entornos más sobrios de otras regiones o espacios urbanos.

Una cerámica de próximidad

Es importante resaltar que la cerámica de Terraklinker, además de sus evidentes cualidades excepcionales, es un material de proximidad fabricado en España, utilizando arcillas provenientes exclusivamente de la provincia de Teruel. Este enfoque refuerza su compromiso no solo con la calidad local, sino también con la sostenibilidad ambiental en cada etapa del proceso de producción.

Este gres natural destaca por su resistencia sobresaliente, durabilidad y estética inconfundible. Terraklinker-Gres de Breda no solo es una elección fiable y duradera para revestir suelos exteriores, sino que representa la convergencia perfecta entre funcionalidad, estética y responsabilidad ambiental.

Cerámica antideslizante clase 3 para entradas residenciales